GASTROENTERITIS

La gastroenteritis es una inflamación de la membrana interna del intestino causada por distintos microorganismos como bacterias, virus y parásitos. Se caracteriza por la eliminación de materia fecal líquida que, aunque muchas veces se trata de un ligero contratiempo en los adultos sanos, en pacientes muy enfermos, niños o ancianos puede producir un desequilibrio hidro electrolítico que lleve a la deshidratación.

El problema más común con la gastroenteritis es la DESHIDRATACIÓN que ocurre si no se ingiere suficiente líquido, la deshidratación es más común en bebés, niños pequeños, ancianos y personas con un sistema inmunitario débil.

Diagnóstico

Ante la sospecha de un cuadro de gastroenteritis debe hacerse una detallada historia clínica y un correcto estudio microbiológico. Los antecedentes epidemiológicos (edad, historia reciente de viajes, fundamentalmente a países subtropicales y tropicales, aparición esporádica o como parte de un brote, tipo de alimento sospechoso, periodo de incubación), la existencia de factores predisponentes(inmunosupresión), la presencia de signos y síntomas clínicos (fiebre, dolor abdominal, nauseas y vómitos) y el tipo de diarrea (acuosa o disentérica) pueden orientar acerca del microorganismo implicado. No obstante, el diagnóstico definitivo solo se puede obtener mediante pruebas de laboratorio.

Las muestras de materia fecal para cultivo se deben recoger lo antes posible en el curso de la enfermedad, de una deposición espontánea en un frasco estéril de boca ancha y tapón a rosca, y enviarlas inmediatamente al laboratorio. Se debe evitar que la materia fecal se mezcle con agua u orina. Si se desea investigar parásitos, se recogerán muestras de materia fecal seriada durante 5 días en formol al 5%.

Laboratorio Bioquímico

  • Coprocultivo
  • Tipificación de Gérmen
  • Antibiograma
  • Polimorfo Nucleares en Materia Fecal
  • Parasitológico Fesiado
  • Test de Graham