PUBERTAD EN LA MUJER

La adolescencia comienza con la pubertad, y es el paso de niña a mujer adulta. En general se acepta que el inicio de la adolescencia está señalado por los cambios anatómicos y fisiologicos que se producen en el organismo y que suelen ser progresivos en las mujeres, los primeros cambios suelen aparecer alrededor de los 9-11 años. En la pubertad estos cambios corporales se producen principalmente debidos a las hormonas sexuales: testosterona, progesterona y estrógeno, en realidad, estas hormonas se encuentran en los dos sexos, con distintos niveles de concentración, (en el hombre hay mayor nivel de testosterona y en la mujer mayores niveles de estrógenos y progesterona), y también inuyen los aspectos genéticos individuales y de alimentación.

El cerebro libera una hormona que inicia los cambios de la pubertad, se denomina hormona liberadora de gonadotrofina o GnRH que estimula a la hipófisis (glándula), para que libere dos hormonas: la luteinizante (LH) y la foliculoestimulante (FSH), que actuarán en distintas partes del cuerpo. En el caso de la mujer, la FSH y la LH se dirigen a los ovarios, que contienen óvulos que han estado allí desde el nacimiento. Estas hormonas estimulan a los ovarios para que empiecen a producir otra hormona llamada estrógeno. El estrógeno, junto con la FSH y la LH, hacen que madure el cuerpo de una mujer preparándolo para el embarazo.

Cambios Hormonales

  • Desarrollo del pecho (botón mamario).
  • Aparición de vello púbico.
  • Cambios en las características de la sudoración, con olor intensificado.
  • Aparición del vello axilar.
  • Engrosamiento de labios mayores y alargamiento de labios menores (genitales externos).
  • Incremento de la estatura.
  • Piel con mayor cantidad de grasa, con posibilidad de acné.
  • La grasa corporal se distribuye de manera diferente, acumulándose más en los glúteos y la cadera.
  • Aparición de un líquido transparente o sutilmente blanco, unas semanas o meses antes de la primera menstruación.

El desarrollo puberal se completa con la primera menstruación (llamada menarca) que suele presentarse entre 2 y 3 años después de la aparición del botón mamario, y durante los primeros 2 a 3 años después de la menarca, los ciclos menstruales pueden ser irregulares, con intervalos variables entre los sangrados menstruales.