INFECCIÓN URINARIA

Es la presencia y multiplicación de microorganismos en las vías urinarias con o sin síntomas de infección. Es una de las infecciones bacterianas más frecuentes en la infancia, constituye la tercera causa luego de las infecciones respiratorias y digestivas.

La infección del tracto urinario (ITU) es más frecuente en varones en los primeros tres meses de vida y luego se produce un incremento progresivo con predominio de niñas a partir del año de vida.

Los síntomas varían con la edad del niño, el lugar y la severidad de la infección.

En los recién nacidos previamente sanos, sin anomalías urológicas subyacentes, el diagnóstico de una infección urinaria puede verse dificultado por la falta de sintomatología específica. Si estamos en presencia de una infección urinaria baja el paciente puede presentar ardor al orinar, micciones frecuentes, dolores abdominales bajos, sensación permanente de ganas de orinar, sin mayor presencia de fiebre o con febrículas. En cambio si la ITU es alta se presenta con fiebre y mayor repercusión en el estado general. Los niños mayores suelen sentir dolor lumbar y ocasionalmente molestias al orinar. En niños menores de 2 años, puede también presentarse con retraso en el aumento de peso o fiebre recurrente sin mayores síntomas adicionales u orinas de olor más fuerte al habitual.

Los recién nacidos con infección urinaria tienen una alta incidencia de anomalías anatómicas del tracto urinario. La combinación de infección urinaria y reujo vesicoureteral trae consigo mayor riesgo de pielonefritis, hipertensión y enfermedad renal crónica. Por estas razones, la evaluación anatómica de las vías urinarias se recomienda en todos los pacientes pediátricos con infección de orina.

Los microorganismos llegan al aparato urinario habitualmente por vía ascendente a partir de la flora del intestino que colonizan la uretra o la zona perineal. Por lo que los microorganismos responsables de las ITU son bacilos gram-negativos como Escherichia coli, Klebsiella sp, Enterobacter sp, Proteus sp y cocos gram-positivos (Enterococos, Estafilococos).

Diagnóstico

Urocultivo: El diagnóstico denitivo se basa en el cultivo del microorganismo en una muestra de orina que haya sido recogida correctamente. La muestra recolectarse en un frasco estéril, luego de haber realizado una buena higiene de la zona genital con agua y jabón sin uso.

Hemograma completo

Proteína C reactiva (PCR)

Procalcitonina

Es muy importante el diagnóstico correcto y precoz de la ITU ya que el niño puede presentar malformaciones de las vías urinarias.

Detectar este tipo de malformaciones en forma precoz puede ser un elemento útil para prevenir un daño renal irreversible