ENFERMEDADES ÓSEAS

Los huesos que ayudan a la locomoción, dan forma al cuerpo, ayudan al sostén del mismo, cumplen una función crítica para la homeostasia mineral (particularmente el calcio) y protegen a las vísceras; también pueden ser afectados por patologías ya que se trata de un tejido vivo y dinámico.

Estas patologías van desde lesiones benignas y localizadas del hueso, hasta trastornos generalizados que afectan varios huesos simultáneamente, y pueden debilitarlos y hacerlos más propensos a fracturas entre otras afecciones. Los padecimientos de los huesos pueden ser causados por mala nutrición, disfunciones hormonales, cáncer, infección o por fallos de origen genético. La enfermedad ósea más frecuente es la osteoporosis, caracterizada por baja masa y deterioro de la estructura ósea de los huesos.

Laboratorio Bioquímico

  • FAL (fosfatasa alcalina)
  • Ca (calcio)
  • Fósforo (P)
  • Vitamina D
  • PTH
  • TSH
  • t4 y t4libre
  • Osteocalcina
  • Deoxipiridinolina (DPD)
  • Sialoproteína ósea (BSP)
  • Hidroxiprolina
  • N-telopeptidos
  • C-telopeptidos

Respaldo Científico:

“La Clínica y el laboratorio”, Balcells, Valtueña. 21ª edición.

“Patología humana”, Robbins, 8va edición.