TIROIDES

La tiroides en el control del metabolismo juega un papel esencial en el crecimiento y en el desarrollo neuro-psicológico de los niños así como en el aprendizaje.

La tiroides es una glándula endocrinas en forma de mariposa ubicada en el cuello, delante de la traquea, y tiene como misión principal fabricar las hormonas llamadas T3 (triyodotironina) T4 (tiroxina) y calcitonina y funciona gracias al TSH (que proviene de la Hipofisis), un compuesto que activa todo el proceso. Las T4 y T3 están involucradas en el metabolismo del cuerpo, estimulan casi todas las células corporales, que a su vez afectan a las funciones vitales. Ambas actúan para regular la velocidad de conversión del alimento en energía y contienen yodo. Por ello, es importantísimo que el organismo reciba un aporte suficiente de nutriente a través de una alimentación correcta y equilibrada.

La tiroides puede sufrir alteraciones en su forma y tamaño: nódulos tiroideos o bocio; o en el funcionamiento: HIPOTIROIDISMO (el cuerpo produce muy poca hormona tiroidea) o HIPERTIROIDISMO (el cuerpo produce demasiada hormona tiroidea).

Síntomas que pueden relacionarse con enfermedades de tiroides en los niños

  • Prolongada ictericia en los recién nacidos
  • Retraso en el crecimiento de los huesos y/o los dientes
  • Dificultad de aprendizaje
  • Retraso en alcanzar la pubertad
  • Cambios en el comportamiento y/o rendimiento escolar
  • Falta de sueño
  • Inquietud e irritabilidad

Laboratorio

El examen de la función tiroidea es un grupo de pruebas de laboratorio que se utilizan para evaluar cómo está funcionando, por ejemplo:

  • Pruebas directas de la función tiroidea.
  • Pruebas relacionadas con la concentración y la unión de las hormonas tiroideas en sangre.
  • Indices metabólicos.
  • Otras pruebas, que si bien no valoran la función tiroidea si se usan en las enfermedades de tiroides.